¡ATENCION! TAMBIEN HAY CHUCHES EN MAMA BIO

El marido de la tendera

 

 

En la tienda de MAMA BIO de Benicássim hay de todo. Papel higiénico eco y chuches BIO. No hay ginebra ecológica y por eso no hemos podido atender la demanda de la Boda Real Inglesa.

Ya se que lo mío está rayando los márgenes de la ética. Eso de vender la tienda de la tendera de MAMA BIO a cualquier precio y ocasión me está costando un disgusto interno. ¿Es ético? ¿Es estético? ¿ O solo es negocio? Pero doy una miradita a mi alrededor y desde los periodistas a los políticos o a los que no te cobran el IVA o te engañan con el peso y las manzanas podridas, eso de la ética resulta un cachondeo subjetivo.

Así que voy a lo mío: al negoci! I a mes bio. ¡Toma ya!

¡Atención señores! En la tienda de Lo Natural & MAMA BIO también hay chuches. Verdes, rojos, con forma de muñequitos y unas que incluso gustan a los mayores. Todos bio. Para celiacos, para diabéticos, sin azúcar pero muy dulces. No haga usted más caramelos en casa. Cómprelos en la tienda de Mama Bio. Aunque  yo creo que la tendera los ha puesto en el lineal para ver si se me olvida esa idea de las catas de vino ecológico. Porque ahí estoy dando la lata toda la semana con el tema. Y por eso en lugar de vino me ponen a catar unas buenas chuches.

Y es que también hay unos foet vegetales y unos quesos de profundo sabor. Ligeros de equipaje en grasas y digestivos. Y las chuches. Y es que estoy lanzado en esto de vender cómo sea. Tanto que no me dejan levantarme del sillón que me han puesto en una esquina de la tienda de la Avda de Castellón 56 de Benicássim, porque dicen que me enrollo con las clientas y no las dejo estar a lo que tienen que estar: comprar.

Lo cierto es que con esto de las charlas y los productos para adelgazar la clientela se está poniendo bio, bio, pero que muy bio. Y claro: uno no puede quedarse quieto en la silla mientras sigue la operación mini bikini. Así que me han puesto los chuches al alcance de la mano mientras busco el teléfono de Sergio Garrido, de Bodegas y Viñedos Barón d’Alba, de Les Useres, para que me traiga unos vinos ecológicos que están experimentando.

Y mientras tanto he aprovechado el rato para ver en directo en Youtube la Boda Real entre  Meghan Markel y Enrique de Inglaterra, con un cura negro que ya lo quiero para mi bodorrio.  Y en honor a la familia real británica he preguntado a la tendera Mercedes Morales si tiene previsto traer alguna cajita de Beefeater, ecológica se entiende. Y me ha dicho que por ahora me conforme con poner hielo y limón bio  al agua mineral. Así que sigo con las chuches. No vaya a ser que me quiten hasta el vino ecológico. Hay que aprender a callar y contentarse con lo que uno tiene. ¡Pura ética bio!

OPeración bikini y aceite de coco

El Marido de la Tendera.- Llega el verano y hay que recurrir a cualquier medio para recuperar color y tamaño. Desde la tienda de Lo Natural-Mama Bio aparecen mil alternativas. La mejor: el Aceite de Coco. Milagroso.

Ha llegado a la tienda LoNatural/MamaBio una turista extranjera de las que quieren cuidarse después de un buen año de cervezas y codillos. La señora tenía dos preocupaciones: quitarse los michelines del invierno y ponerse en dos días como su fuera Halle Berry cuando sale de la playa hacia Bond, James. (Berry saliendo del mar)Cuerpo y color. Mucha faena a hacer con una rubia de 1,80, 100 kilos y piel rosada.

Observaba la cosa desde mi sillón de marido de la tendera y adivinaba flaquezas en mi mujer. Había que convencer a la señora que lo suyo no se arregla en dos dos días, que no hay milagros y que a su marido le gusta la Berry porque sale en las películas, que si no para qué. Pero la señora se resistía porque quería atraer la mirada de amigas y de los hombres.

Y de repente apareció el milagro. Hay que limpiar el hígado y darse mucho Aceite de Coco para coger el color de la Halle. Si la mandrágora hace milagros como sustituto de la píldora azul, pues el aceite de coco también en lo suyo. ¿Qué no sabe lo que es el Aceite de Coco? Pues eso ya a los especialistas (mamabio). Y ya veía a Mercedes Morales enseñándole un bote de Aceite de Coco de Celebes, a 8,50 € rebajados. Y yo aplaudía porque eso es cuidar al turismo de salud o de wellness, como dicen los expertos de la Agencia Valenciana de Turismo.

Yo soy solo el marido de la tendera pero la señora se ha ido más que satisfecha. Seguro que en quince días se pone el bikini de la Berry y su marido encantado porque conoce mejor las carnes de su señora que la inaccesible pareja de James Bond. Al final esto de la estética y de la apariencia es solo un proceso  mental, mezclado con un poquito de Alberto, de Rueda y ecológico. Yo he visto a mujeres carnales con hombres Clooney y a hombres Alfredo Landa con mujeres Clara Lago. Solo hay que mirar mi cuerpo: así está el flamante marido de la espléndida tendera.

Así que me he cogido un tarro que había por allí que ponía algo de Coco, otro dee Soria Natural y aquel de Natursoy y he tratado  salir disimuladamente por la puerta trasera para aplicarme a la tarea de perder unos michelines como la turista rubia. Pero me han pillado. Resulta que además del Aceite de Coco, una hierbas al efecto y apretar el bañador que Dolores Cortes ha diseñado como una segunda piel; además, hay que hacer otros menesteres: unas horas de gym, otras de pilates, algunas dietas.

Pero los resultados son magníficos, según una señora que ya aplicó las recetas de Mama Bio . Está espléndida. Mejor parece Ursula Andress que la Berry, pero las dos para Bond. Y estaba saliendo de tapadillo cuando me ha pillado la parienta para darme una amonestación: ” Además de todo esto hay que dejar el vino” ¡¡Y Uffff!!! He salido pitando de la tienda. ¡Ya volveré otro día a por el Aceite de Coco!!