Desde pan hasta viagra

El marido de la tendera

Mercedes Morales es la tendera. Y MAMA BIO la tienda

Una semana de marido de la tendera (LoNatural de MAMABIO en Benicássim) es toda una experiencia. La de cosas que se aprenden sentado en un rincón viendo lo que compra le gente y sobre todo cuando piden consejo a mi mujer sobre una crema para adelgazar o un sobrealimento bio para estar fuerte en la bicicleta.

Pero lo del pan es más que interesante. Sugerente. No sabía que había tanta gente con afición y gusto por el pan. Yo lo utilizo solo para mojar cuando como huevos fritos. Pero hay gentes que no saben vivir sin el pan pegado a la mesa. Y claro, el de trigo les produce pesadez de estómago y de kilos y optan por otras variedades, que de todas hay en la tienda de la tendera MAMA BIO.

El otro día vino uno que se sabía todo sobre los panes y nos puso en un aprieto. Cuando desde mi esquina me di cuenta del apuro que pasaban las chicas salí a defender la Cruzada. Y le expliqué una guerrita: que si los alemanes gustaban de este pan, que si el otro provocaba aires. Y que el mejor era el de la estantería.

Les juro que mi mujer se quedó muda ante mi sapiencia. Y es que uno se prepara para todo en la vida. Hasta para ser el marido de la tendera. Al fin y al cabo el cliente siempre tiene razón. Es el Jefe, que dice Juan Roig. Total, que se llevó dos barras de espelta y prometió que volvería porque las magdalenas de este producto le encantan a su hijo. A mi también.

Y hay gente para too, como decía Rafael El Gallo ante el filósofo Ortega y Gasset. El otro día vino una señora a pedir remedio para sus ardores. Que si su marido, que si tal y que si cual. ¡Vete a saber por qué fallaba la escopeta! Desde mi rincón asistía estupefacto a su petición, porque recordaba que en un reciente viaje al zoco de Marrakech (Marruecos) nos ofrecieron Mandrágora (sería Yohimbe) como sustituto de la viagra.

No tenemos de eso, le dijeron las chicas. Pero me quedé con la duda de si valdría la pena hacerse con unas provisiones y ver el resultado. Ni preguntarlo me atreví. Una cosa es ser castigado a dormir en el sofá de casa y otra dormir en el sofá de la tienda. Por si acaso me lleve una botella de vino ecológico a casa para ir probando nuevas formas de maridaje.

 

Ahora soy el marido de la tendera

Mi mujer se ha montado una tienda Bio en Benicassim y yo he pasado a ser el marido de la tendera. O el marido de la botiguera, si ustedes quieren. Y como el tema da para mucho pues voy a montarme un blog al respecto: EL MARIDO DE LA TENDERA!

La idea me la dio una espléndida película que apareció en 1990 dirigida por Patrice Leconte con Jean Rochefort, Anna Galiena, Roland Bertin, y Maurice Chevit. Espléndida, siempre pensé que algún diría cumpliría mi deseo. Pues deseo cumplido.

Mi señora Mercedes Morales, periodista que fue de renombrado trabajo y madre de mi hija Abril ( que sumo a mis otras dos hijas Nayra y Aryan), se ha quedado con el traspaso de la tienda Lo Natural, ubicada en Benicássim y dedicada al comercio de productos ecológicos, bio, medioambientales, alimentarios del ramo y muchas más especialidades para disfrutar de una calidad de vida. Hay hasta vino y cerveza ecológicos. Un disfrute.

300 metros de tienda que se llamara LO NATURAL DE MAMA BIO, porque al fin y al cabo www.mamabio.es es la web donde empezó todo y donde más de treinta mil personas acuden diariamente a seguir los consejos nutricionistas de mi señora.

Peor en la tienda off-line  habrá un médico del ramo, cursos para comer cosas saludables y cerveza artesanal de xufa, por ejemplo.Y me han prometido que habrá chocolatinas que no engorden ni tengan azucar. Aunque esto último no se cómo lo consiguen. Una buena cocina asegura algunas degustaciones. Y sesiones de yoga y meditación para calmar el espíritu. El colmo. Vino ecológico, chocolate que no engorda y una siestita al final. Después a pasar por caja. Todo eso a precios asequibles y con el mar de fondo.

Total. sí las cosas he pensado que entre ser un paseante inútil por los lineales de la supertienda o que me envien de espía a ver otros  comercios del ramo, pues he decidido hacer un blog como EL MARIDO DE LA TENDERA. Ya ven. De director de periódico, televisiones y demás zarandajas a marido de botiguera. Estoy encantado.

El primer dia les puedo contar que es una locura. Lo más difícil es aprender a manejar la caja. Antes, en cualquier comercio, al final del día había billetes en la caja que demostraban la buena marcha del negocio. Ahora lo hace todo un ordenador al que no le puedes pedir para ir a comprar un cafe. No entiende tu necesidad vital y te repite: “La caja no cuadra”, “la caja no cuadra” y se encienden todas las alarmas. Mi mujer me mira y me quedo sin café. Mal empezamos.

La tienda es una monada, montada con mucho gusto por sus anteriores propietarias Teresa y Paquita Agustín. Pero yo voy a aconsejar más espacio para vinos y vicios. Al fin y al cabo vivimos para los placeres, aunque sean veganos y macrobioticos. Espero que me dejen ser un paseante consentidor. ¡¡¡A cambio de una copita con los placeres de Baco puede usted comprar una excelente pastilla de tofu!!

Les espero en la Avda de Castellón 56, en Benicássim. Merxe, Cristina y Eleonora, con la inestimable ayuda de Abril, se encargarán de mejorar su calidad de vida. Y yo les contaré un par de batallitas. Tengo una biblioteca entera. Nos volvemos a hablar en unos días. Saludos!!!